lunes, 12 de mayo de 2014

El Navegante


Entre estas saladas aguas,
El mar respira en calma.
Navego sobre tu cuerpo azul,
Donde navega el atún.
Mi destino es el puerto,
Donde tú esperas para nuestro encuentro.
Sigo mi camino en mi barco,
Donde te sigo buscando,
En algún puerto te acabare encontrando.
Tu ira destruye nuestros barcos,
   Nosotros nos hallamos solos.
La mar se serena con tu calma,
Mi alma se salva,
De terminar ahogado,
Dentro de tus aguas.
Rompiendo las olas,
Desafiando tu autoridad,
Surcando tus olas hasta la eternidad.
Mas ya llego a puerto,
Esta es mi historia, como te cuento,
Un beso merezco
Por superar todos los retos.
Si no me lo proporcionas,
Te robare ese beso,
Ya que soy un pirata,
Con ganas de un beso.
Más yo te robare tu corazón,
Y con un beso robado caerás en mi maldición.

Autor : David Navarro 





Licencia de Creative Commons  Este obra está bajo una licencia de Creative Commons