martes, 5 de agosto de 2014

El felino que susurraba a la luna




Sobre el alfeizar de esta ventana,
tumbado sobre tu piedra,
estoy viendo tu belleza.
Grande sobre el cielo estas,
mas yo con mi garra te quiero alcanzar.
Quiero jugar contigo,
sobre mi nido,
en mi casa escondido.
Blanquecina,
resplandece entre la oscuridad.
En mis ojos te reflejas,
redonda te asemejas,
a la pelota que hay en la mesa.
Todas las noches espero,
a que caigas en vuelo,
para recogerte del suelo.
Jugar contigo es mi deseo,
mis patitas te intentan acariciar a la noche,
pero no me dejas ni que te toque.
Ven pronto a la vera de mis garras,
mas solo quiero hacerte caricias,
en mi dulce villa.

Autor: David Navarro



                        Licencia de Creative Commons  Este obra está bajo una licencia de Creative Commons