lunes, 28 de julio de 2014

Amado marinero






Sobre las frías aguas del atlántico,
navega con su barco,
rompiendo las olas en el casco,
desde este fuerte barco.
En los duros días de marea alta,
sufro esperando su llegada.
El corazón me palpita,
rompiendo las olas en la orilla,
aun con esperanzas de verlo con vida.
Corriendo fui al faro del puerto,
exhausta no pare ni un momento.
La niebla espesa no dejaba ver la mar,
mas no me paraba de preocupar,
amado mio donde estarás.
A lo lejos llegaba un barco,
llegando a puerto enganchando su cabo.
Corriendo entre mis lagrimas,
fui avanzado entre las playas.
Me acerque al barco,
intentando recuperar el aliento.
Alguien me tapo los ojos tras de mi,
Diciendo bella mía ya estoy aquí.
Emocionada me lance sobre sus brazos
al fin mi amado volvió a mi lado.

Autor: David Navarro



                        Licencia de Creative Commons  Este obra está bajo una licencia de Creative Commons