martes, 5 de septiembre de 2017

El invernadero urbano




Vivo en un gran invernadero,
buscando una flor,
entre tanta maleza y vegetación.
Conseguí llegar al sol,
para ver una rosa, 
que hizo abrir,
los pétalos de mi corazón.
A día de hoy sigo viva,
compartiendo agüita,
con esta bella rosita.
Me maravilla con su color,
zarandeando sus hojas,
al ritmo del rock and roll.
Ningún leñador te dañara,
yo te protegeré sin dudar,
aun la muerte me tenga que llevar.
Adicto a tu aroma,
flor de mi corazón,
por y siempre,
luchare por tu honor.


Autor: David Navarro





domingo, 25 de junio de 2017

Cárcel de Hormigon





Quiero partir,
hacia un futuro sin que tengas que sufrir.
Ese futuro no es sin ti,
debes venir,
ya que sin ti,
no habría un futuro feliz.
Sal de tu cárcel de hormigón,
ven al mundo exterior,
donde la felicidad es de corazón,
sin leyes sin razón.
Como una flor,
necesitas un sol
para vivir de su calor.
No tengo el poder rescatarte,
mas si de ayudarte,
para poder escaparte.
Vendrás por mi,
para al fin,
descubras lo que es vivir.




Autor: David Navarro Alcaraz

viernes, 31 de marzo de 2017

Hoy, no es el ultimo dia








Porque esos ojos no dejan de conquistarme,
cada noche antes de acostarme.
Cómplice es su sonrisa,
de cometer un atraco,
al corazón que le esta amando.
En la oscuridad esta oculta,
esa chica que tanto me gusta.
Lucha de amantes en la noche,
que el deseo animal descorche,
los gemidos que tanto escuche.
Amaneciendo en un mar de sabanas,
avisto un cuerpo sereno,
mas bello.,, me apasionas.
Nunca sabre cuando sera mi ultimo día,
pero nunca saldré de casa,
sin decir, te quiero mi vida.

Autor: David Navarro


miércoles, 1 de febrero de 2017

El afortunado vagabundo





Una pobre persona,
al frió raso del invierno,..
Duerme entre cartones,
a veces incluso ni eso,
ni si quiera unos calcetines.
Su día en la calle,
venciendo su cansancio,
levantando su mano.
Espera alentado,
que algún rico le suelte algo,
para poder ir al chino de alado.
Mi estomago no para de quejarse,
mientras algunas monedas caen,
en el vaso al que llamo riqueza.
Con mis ropas viejas,
deambulo por las calles,
en esta época,
no tengo ni para comprar una pernera vieja.
Un inesperado día aburrido,
mientras yo pedía en mi sitio,
un hombre me invito a un burrito,
para que comiera calentito.
Yo le espere mientras fue a comprarlo,
al ver mi sorpresa,
que regresaba con algo mas que comida,
una manta calentita,
para el día a día.
No creía lo que me estaba pasando,
solo podía llorar de emoción,
Al ver, 
que todavía queda gente humana,sencilla y dada a los demás.


Autor: David Navarro Alcaraz

domingo, 13 de noviembre de 2016

Superluna




Mi ansiado sueño,
es llegar al cielo.
Navegando en la vía láctea,
atravesando la galaxia.
Hectáreas de estrellas,
brillantes y bellas,
a través de peligrosos asteroides,
alumbras toda la galaxia.
Quiero tocar con mi mano,
aunque no alcanzo.
esos deseos,
que mas amo.
No dejo de subir alto,
para alcanzar el salto,
que me lleve a lo mas alto.
Ser una pequeña persona,
en una gran galaxia,
mas viendo una superluna,
mero pasajero de su belleza.

Autor: David Navarro


miércoles, 28 de septiembre de 2016

Bifurcacion en el horizonte







En nuestros caminos,
solemos ir finos,
conduciendo por nuestro destino.
Llegamos a desvíos,
donde nos colocamos para evitar conflictos.
Seguimos conduciendo por esta autopista,
la que marca nuestra vida,
de las que nos necesitan.
Podemos pinchar,
desesperar...
O cambiar esa rueda y continuar.
Tendremos que esquivar,
a otras personas que han de espabilar,
ya que pronto estallaran.
Seguiré mi camino,
aunque se bifurque,
yo seguiré siendo el mismo.
Elije una carretera,
céntrate en ella,
no pensar en el camino de tu izquierda.
Sigue tu autopista,
no dejes que nadie pare tu carrera,
pero recuerda echar gasolina,
esta vida es muy extensa.


Autor: David Navarro


miércoles, 29 de junio de 2016

El calabozo de los sueños




Descorazonado estoy esta noche,
mi corazón no quiere acostarse,
solo piensa en abrazarte.
Preocupada esta mi cabeza,
de no saber de tu persona,
ni de tu dulce belleza.
Las ansias de oírte,
son de locura.
No exagero,
no puedo dejar el llanto,
de tu voz en mi pensamiento.
Una espera eterna,
para volver a verla,
jure que volvería a verla.
Aun estés en soledad,
nunca te hablara,
ya que tienes un amigo de verdad.
No esta cerca,
no te puedo abrazar,
pero si fuerza,
para ayudarte a soñar.
Cree en tus sueños,
nunca tengas dueños
Sonríe al carcelero,
escéptico...
nada que hacer contra una gran luchadora.
Fuerza unida,
jamas sera vencida,
Nosotros para toda la vida,
juntos en nuestra próxima villa.

Autor: David Navarro